La Nueva Vida de Andrea Tumbarello

7 de enero de 2019, 11 horas, Paseo de Carruajes del Retiro de Madrid. Le veo avanzar en bicicleta a toda velocidad hacia nosotros con su hija Carlotta y confirmo en ese preciso instante lo que mi compañero sabía hace una semana, que quizás hoy no es el día más adecuado para quedar con el cocinero Andrea Tumbarello para fotografiarle y entrevistarle en el Retiro. Cientos de padres y de niños prueban esos regalos con ruedas en todos los formatos imaginables que los Reyes Magos trajeron ayer en prácticamente todos los espacios abiertos de este maravilloso lugar.

andrea-tumbarello-parque-retiro

Por si fuera poco, anoche se emitió la semifinal de Master Chef Junior, Andrea participó como invitado del jurado, se metió en el bolsillo a todos los espectadores infantiles y no infantiles y el programa batió record de audiencia. Así que a las bicicletas, patinetes, familias y personas sueltas o acompañadas con y sin ruedas, hay que añadirles los espontáneos que se acercan cada poco para decirle que le vieron ayer en la televisión y a otros muchos que le felicitan por su nuevo aspecto.

No es para menos, Tumbarello ha adelgazado 40 kilos en los últimos seis meses, quitándose de encima, además de peso, muchos años y recuperando esa agilidad física que casi había llegado a perder en esta última década. Hace meses que no coincidimos y es realmente emocionante verle tan ligero, pedaleando hacia nosotros mientras su hija Carlotta, de 12 años, trata de alcanzarle con el patinete.

andrea-tumbarello-don-giovani

La “culpable”, como suele decir Andrea, es la Rubia, su mujer Carol. Desde que el destino cruzó a una joven estudiante madrileña de Farmacia con un brillante economista italiano en la Semana Santa malagueña de 1989, nada ha podido separarles. Ella misma nos lo contó el pasado mes de noviembre en la Embajada Italiana, en el transcurso de la comida de las Fornelle ofrecida por Nicoletta Negrini, otra gran amiga de la familia Tumbarello.

Fue la primera semana de julio, me desperté y comprobé que le costaba respirar, le vi tan mal que me levanté, me vestí, salí a la calle, llamé a Enrique Rodríguez, Director de Cirugía de la Ruber Internacional y amigo de la familia, y le pedí un favor; tenía que decirle a Andrea que si no se operaba se iba a morir, que no podía esperar un día más. Sabía que a mí no me haría caso, pero pensé que si se lo decía un profesional, quizás funcionara, me confesó en un rincón de la Embajada.

No se equivocaba, la llamada funcionó y una semana después, Andrea ingresó en el citado Hospital de Madrid para someterse a un bypass gástrico, intervención conocida como reducción de estómago.

Tres días después de la intervención, el 22 de julio, Andrea se “escapó” a Don Giovanni porque en casa se subía por las paredes. Paseaba de un lado a otro, se sentaba en la sala, entraba y salía de la cocina una y otra vez, así que le enviaron cariñosamente al Restaurante de María Secades en Luanco, Asturias. De nada sirvió, repitió allí esa rutina desesperada de levantarse y sentarse, entrar y salir de la cocina, necesitaba hacer algo.

andrea-tumbarello-master-chef

Cinco eternos días después, regresaron en tren a Madrid y el 1 de agosto, considerando que ya estaba en plena forma, Andrea metió a su familia en el coche, se negó en redondo a que Carol condujera y, desoyendo consejos de todo su entorno, viajó de una tirada a Jaén y, al día siguiente de nuevo recorrió 300 kilómetros más hasta llegar a Finca Cortesín. El dueño de Finca Cortesín me dijo cuando me vio si estaba loco, me asustó tanto que llamé a la doctora para preguntarle qué me había hecho exactamente porque todavía no me había parado a pensarlo, reconoce.

Después me he enterado de que la operación era seria, confiesa Andrea, y que es importante guardar mucho reposo, no coger peso y no moverse ni desplazarse las primeras semanas, en teoría claro. En cuanto a la dieta que mantuvo el primer mes, empezó con líquidos y batidos y poco a poco fue incorporando yogures líquidos, purés y cremas. Le pidieron que añadiera la segunda semana proteína triturada y Andrea encontró rápido la solución. Se pasó todo el mes de agosto incorporando a todas sus cremas y purés 50 gramos diarios de caviar.

En septiembre, un mes después de la intervención, empezó a comer normal y ahora mismo no tiene ningún producto restringido en su dieta. He cambiado en cuanto a la forma de comer, pero los productos siguen siendo los mismos. Lo más importante es que he aprendido a masticar y a comer despacio. Ahora como cinco veces al día, reparto más la comida y de una forma diferente. Si como un filete entero y lo hago deprisa, me sienta mal. Prefiero tomarlo en carpaccio o en steak tartar, disfrutando de cada trozo. La pasta es otro buen ejemplo, me sienta mejor si es corta, me permite masticarla y saborearla más, al final está todo en la cabeza, se trata de dominar la ansiedad cuando comes, comenta.

andrea-tumbarello-chef

Hay cosas que confiesa que ya no puede hacer: Ya no puedo sentarme a comer con un cliente un plato de pasta o una carne a toda velocidad en medio del servicio, porque me lleno enseguida, me sienta pesado y encima empiezo a estornudar sin control y me tengo que ir al vestuario. En cuanto estornudo 25 veces seguidas, se me pasa, pero prefiero no pasar por ello”.

 

“Sweet Dreams”

 

Entre las muchas razones que han llevado a este cocinero siciliano a someterse a una intervención para modificar su relación con la alimentación, está el sueño. No dormía, no lograba descansar, me acostaba y cada hora me despertaba inquieto. Me hicieron las pruebas de apnea y comprobaron que apenas me llegaba oxigeno a la sangre y a la cabeza cuando dormía”.

Seis meses después, Andrea duerme del tirón siete horas seguidas, se despierta a las 9.00 y se pone en marcha automáticamente, sin esos síntomas de cansancio que tenía antes de la operación. Antes”, reconoce “tenía la movilidad muy limitada, no podía ni ir en bicicleta con mis hijos, y ahora la utilizo hasta para ir a trabajar”.

 

La “M” le persigue

 

Andrea nació en Marsala, Sicilia, el 9 de enero de 1964 y pasó allí sus primeros 9 años. Cuando su padre murió su familia se mudó a Milán, ciudad en dónde vivió los 30 años siguientes. En marzo de 1989 viaja con unos amigos a Málaga a pasar la Semana Santa y el destino le regala una nueva vida, la que le ofrecerá Carol. Tras un noviazgo de los de películas antiguas, el 18 de diciembre de 2004 Andrea voló de Milán a Madrid sin billete de vuelta. Ese mismo día, sin que él lo supiera, empezó a escribirse  la historia del cocinero siciliano que escalará puestos en la gastronomía madrileña desde Don Giovanni hasta convertirse, 15 años después, en el referente italiano de la capital.

andrea-tumbarello-restaurante-don-giovani

Está claro que las ciudades que empiezan por M han escrito y siguen escribiendo la vida de este ex futbolista y ex economista que siempre tuvo claro que lo que se construye de verdad, solo se puede construir en equipo. El futbol, fue mi primera pasión, jugué cuatro temporadas en juveniles del Como. Abandoné ese mundo profesional pero nunca me he desvinculado del futbol. Lo que más me gusta es la lucha, el juego en equipo. Siempre habrá un líder, pero lo importante no es el líder, sino el equipo que está detrás, un líder sólo nunca ganará nada, por eso me apasiona tanto la cocina. Después del futbol, encuentro que es la disciplina en la que más se valora al equipo y en la que más se lucha y defiende a las personas que lo integran”, reconoce.

 

Su Primera Bici

 

En un arranque de pura nostalgia, le pregunto por su primera bicicleta. Cierra los ojos y y enseguida me lleva a Marsala, a la habitación de un pequeño Andrea de solo 6 años. Su padre, Giuseppe, alias Pino, viaja mucho, y siempre le trae algo. Es de noche, su padre acaba de llegar, le despierta suavemente y le dice que mire hacia los pies de la cama. Apoyada levemente sobre el colchón, descansa una imponente graziella blanca. Será su primera bicicleta y uno de los recuerdos más especiales que guarde de su padre, al que perdió solo tres años después.

andrea-tumbarello

Es hora de dejarles marchar. Hoy comen en El Bohio y hay un coche esperándoles hace unos minutos en la puerta de su casa. Se despide confirmándonos que nos veremos en unas semanas, en la Subasta de la Trufa de Madrid Fusión. Lleva ocho años participando, y llevándosela, y nos da que este año será el noveno.

Estoy junto a su hija Carlotta, en el mismo punto en el que nos hemos encontrado hace un par de horas. Andrea le ha pedido el patinete y está dando unas vueltas más. Ambas le miramos ensimismadas. Ella sonríe, se siente feliz por haber descubierto a ese padre con él que nunca había ido en bici, y mucho menos, en patinete. La miro y me enternece su mirada, me siento identificada, veo en ella a todas esas niñas que hemos querido que nuestros padres se cuidaran para que fueran eternos y nunca les pasara nada. Levanto la vista y observo a ese gran cocinero y mejor persona que acaba de pasar de nuevo a toda velocidad delante nuestra. Me emociona verle tan feliz, tanto que le cojo prestada un poco de esa contagiosa felicidad que desprende cuando pasa de nuevo.

 

Dónde vivir la experiencia “Don Giovanni”

 

Ac Baqueira 

Baqueira Beret

Desde 2016

Temporada

Equipo: 20 personas

80 cubiertos

Platos recomendados:

Lasagna della mamma

Spaguetii carbonara

Raviolis de corzo

Panna Cotta

 

NH Collection Constanza 

Barcelona

Desde 2014

Abierto todo el año

Equipo: 15 personas

40 cubiertos, 80 con terraza

Platos recomendados:

Bosconara con setas de temporada

Spaghetti alla puttanesca

Tagliatelle con trufa negra

 

Finca Cortesín 

Casares, Málaga

Desde 2009

Abierto todo el año

Equipo: 15

40 cubiertos, 120 en alta temporada

Platos recomendados:

Carabineros o langosta verde de Estepona al cartoccio (papillote)

Huevo millesimmé

 

Don Giovanni 

Madrid

Desde 2005

Equipo: 23 personas

70 cubiertos, 100 fines de semana

Platos recomendados:

Burrata fresca con carpaccio de buey y grisinis

Carpaccio de gamba roja con tocino ibérico y vinagreta de mango

Cualquiera que prepare María Secades, uno de los fichajes más prometedores de Andrea.

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
niall@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest