Cuando el Cacao Sostenible se Convierte en Medio y no en Fin

En Occidente, un porcentaje considerable de la población asocia hoy los términos “cacao” y “sostenible”, empleándolos unidos, como si uno no pudiera existir sin el otro. Esta percepción responde a una enorme inversión de tiempo y esfuerzo de colectivos de distintos países que hace cuatro décadas, lograron elevar la mirada y contemplar desde arriba qué estaba sucediendo en el planeta. Su legado ahora mismo, se traduce en que hoy, miles de personas están convencidas de que un acto tan aparentemente sencillo cómo el de comprar una tableta de chocolate, puede afectar positivamente a plantaciones de cacao de África o de Centroamérica si escogen la opción sostenible.

cacao-sostenible-costa-marfil

Vamos a intentar profundizar (respetando, siempre insisto, esas reglas digitales sagradas que nos obligan a contar mucho en el mínimo espacio posible), en estos dos conceptos, aunque solo sea para que nuestros impulsos de compra futuros, sean un poco más lentos y antes de pulsar al botón, visualicemos qué sucede cuando, en vez de comprar algo porque es más barato, lo hacemos porque es más sostenible.

 

Ubicando en el tiempo la palabra “sostenibilidad”

 

Hace 33 años, la médica, maestra y científica noruega Gro Harlem Brundtland empleó por primera vez un término en un informe elaborado por varios países para la ONU. El concepto era “sostenibilidad” y el documento, que luego se conocería como Informe Brundtland, (también titulado como Nuestro futuro común)  ha pasado a la historia como la primera cita recopilada de una palabra que hoy, sí o sí, está en boca de todos.

gro-harlem brundtland

El citado informe, realizado por una comisión liderada por la Doctora Brundtland, surge para estudiar y delimitar el impacto negativo que ya tenían, hablamos de 1987, las actividades humanas sobre el medio ambiente. Brundtland, que durante más de 20 años ocupó un cargo público noruego, 10 de ellos como Primera Ministra, asumió en 1998 la Dirección General de la Organización Mundial de la Salud y no dejó de defender el principio de desarrollo sostenible como presidenta de la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo (la Comisión Brundtland) hasta 2003, año en el que cesó en su cargo.

 

¿Qué es el desarrollo sostenible?

 

El informe Brundtland definió el desarrollo sostenible como “el acto de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro para atender sus propias necesidades”. No era un discurso nuevo, doscientos años atrás, en 1798, Thomas Malthus expuso en su “Ensayo sobre el principio de la población” la teoría poblacional que confirmaba que las poblaciones crecerían, si no hacíamos algo para evitarlo, mucho más rápido que sus recursos.

cacao-sostenible-camaeroon

El tiempo vuela, los informes siguen pasando de un despacho a otro, seguimos comportándonos sin ser conscientes de que somos muchos porque realmente, nadie nos ha enseñado a comportarnos de otra manera, y llegamos a las puertas del 2000 sin haber hecho los deberes. Un año antes, en 1999, el euro acaba de llegar a nuestras vidas y muchos de los que nos estáis leyendo ahora mismo sois entonces adolescentes y jóvenes librando batallas que poco o nada tienen que ver con la sostenibilidad, el cambio climático o con el impacto negativo de la globalización.

Seguro que entonces muchos (entre los que me incluyo) pensabais que aquello de la Sostenibilidad no iba con nosotros, que la Naturaleza respiraba por todos sus poros y que estaría allí por y para siempre. Pero no todos pensaban igual, algunos, con verdadero poder de decisión, seguían asomándose al futuro y lo que veían era todo menos tranquilizador.

Regresemos a ese último año antes de dar el salto espírico al año 2000 y más concretamente a ese momento histórico, finales de enero de 1999, que quizás pudo cambiar nuestros destinos, o no, eso nunca lo sabremos. Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas, preside el Foro de Davos, también llamado Foro Económico Mundial, y acaba de presentar la mayor iniciativa voluntaria de responsabilidad social empresarial en el mundo que ha sido refrendada por 13.000 entidades de más de 170 países.

kofi-annan

Este pacto mundial propone transformar el mercado global, potenciando un sector privado sostenible y responsable sobre la base de 10 principios en áreas relacionadas con los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la corrupción.

Hace 20 años, representantes de 170 países se comprometieron a incorporar en todas las actividades empresariales que se desarrollaran en sus respectivos países diez principios entre los que podíamos encontrar propuestas tan aparentemente elementales como abolir cualquier forma de trabajo infantil o defender enfoques preventivos que favorecieran el medio ambiente.

Pasó el tiempo, los objetivos se quedaron en los papeles, el reloj siguió en su frenética huida hacia adelante, llegamos a 2015 y volvió a haber un tirón de orejas institucional. El 25 de septiembre, líderes de 193 países apoyan firmemente la agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para acabar (y parece que ahora sí va en serio a juzgar por las sanciones que establecen a los países que los incumplan) con la pobreza extrema y el hambre; combatir las desigualdades y hacer frente al cambio climático, asegurando que nadie se quedara atrás, en una, de nuevo considerada “histórica”, cumbre de Naciones Unidas.

cacao-sostenible-clima

Cinco años después, los incendios reincidentes en grandes extensiones de Australia y de California; el deshielo; la desertización imparable de África o el incremento de la temperatura en el mar, son la demostración más palpable de que seguimos sin hacer los deberes y de que el Cambio Climático empieza a ser incontrolable.

 

El origen de la reivindicación del cacao sostenible

 

Aunque las políticas mundiales siguen sin solucionar algunos de los problemas más acuciantes para la población mundial, el cacao es uno de los pocos productos que se benefició de esa oleada de activismo pro sostenibilidad que se vivió en los años 80 y en la primera década del siglo XXI.

cacao-sostenible

Gracias al esfuerzo de entidades como el ICCO (Organización Mundial del Cacao) y posteriormente del World Cocoa Foundation, empezó a ser considerado como producto sostenible, o dicho de otra forma, como aquel producto que brinda beneficios ambientales, sociales y económicos al tiempo que protege la salud pública y el medio ambiente durante todo el ciclo de vida, desde la extracción de la materia prima hasta que llega transformada al consumidor final.

Hilando muy fino, creo que un producto es percibido como sostenible cuando el consumidor final, más allá del precio o del packaging, siente que quiere conocer la historia que hay detrás: cómo, dónde y por quién fue producido y procesado. Y creo también que pocos productos son capaces de despertar tantas emociones y tantas ganas de viajar.

 

El temido cambio climático y la rentabilidad a corto

 

cacao-sostenible-cameroon

El Centro Internacional para la Agricultura Tropical lo confirmó en un estudio publicado en 2019: Dentro de 30 años, las temperaturas subirán 2ºC en Ghana y Costa de Marfil (países que producen el 53% del cacao del mundo), reduciendo drásticamente las áreas de cosecha de este producto. Pero las plantaciones de cacao no solo tienen que hacer frente a las consecuencias del cambio climático: también están siendo reemplazadas por otras cosechas de mayor rentabilidad como el maíz y el caucho,

 

Cultivo de enorme complejidad

 

El cultivo de cacao sólo es posible en zonas que cuentan con una precipitación adecuada y con condiciones climáticas idóneas, en las que la fertilidad del suelo y el aporte de nutrientes deben gestionarse eficientemente. Para que se mantenga un entorno propicio, las actividades cacaoteras han de estar en armonía con el medio ambiente. Debe conservarse la biodiversidad en los países productores de cacao, y los nutrientes en las zonas productoras, realizándose esfuerzos de conservación con el fin de asegurar un equilibrio correcto entre el medio ambiente y el cultivo sostenible del cacao.

cacao-sostenible

El problema principal en cuanto a la sostenibilidad de la economía del cacao es la falta de sostenibilidad de su cultivo. Existen problemas de inestabilidad de precios y una tendencia descendente de los precios reales que afecta directamente a los productores locales.

Los principales objetivos de una economía cacaotera mundial sostenible son: Aumentar los ingresos de las familias dentro de las comunidades que cultivan cacao, mediante la mejora de la eficacia y la modernización de su cultivo, evitando al mismo tiempo la sobreproducción y fomentando la demanda mediante el desarrollo de mercados de productos de cacao y chocolate y la diversificación de los sectores cacaoteros en los países productores; Asegurar que el cacao se cultiva, se elabora y se emplea para la fabricación de productos de cacao y chocolate de una forma compatible con la protección del medio ambiente; Mejorar la situación social de todos los implicados en su cultivo y de los participantes en la elaboración de cacao y la fabricación de chocolate, aumentando la responsabilidad y la participación corporativa.

 

Velando por el cacao desde 1973

 

cacao-sostenible-costamarfil

La Organización Internacional del Cacao (ICCO) está integrada por países miembros productores y consumidores de cacao y en la actualidad tiene su sede en Abidjan, Costa de Marfil. La ICCO nació en 1973 para poner en marcha el primer Acuerdo Internacional del Cacao que se negoció en Ginebra en la Conferencia Internacional del Cacao de las Naciones Unidas y ha defendido desde entonces la transparencia del mercado, que consideran indispensable para el funcionamiento eficiente del mercado mundial del cacao y que sirve para mitigar las fluctuaciones de precios, optimizar las decisiones de todos los participantes del mercado y mejorar los ingresos de los pequeños productores de cacao.

 

Año 2000, llega World Cocoa Foundation

 

La World Cocoa Foundation se incorporó al escenario mundial del sector del Cacao en 2000 cuando la junta directiva y el presidente de la Asociación de Fabricantes de Chocolate de EEUU (CMA) y el Instituto de Investigación del Cacao de EEUU (ACRI) reconocieron que se necesitaba un nuevo modelo de colaboración para asegurar un futuro sostenible para el cacao y los agricultores cuyo sustento depende del cultivo.

cacao-sostenible

Entre los más de 100 miembros de WCF – que operan desde todos los continentes y representan el 80 por ciento del mercado mundial del cacao y el chocolate – se encuentran proveedores, instituciones financieras, procesadores de cacao, fabricantes de chocolate, cooperativas de agricultores, empresas comerciales de cacao, puertos, empresas de almacenamiento y minoristas.

 

Planes de producción sostenible del cacao

 

Además de las certificaciones sostenibles que encontramos en los envoltorios de todo el cacao sostenible que se comercializa hoy, algunas empresas han apostado por crear planes de cacao sostenible personalizados entre los que destacan Forever Chocolate Barry Callebaut; Nestlé Cocoa Plan; CocoaLife de Mondelez Internacional; Cocoa Sostenibility de Wrigleyo el 21stCentury o el Cocoa Planque de Hershey’s. Los programas que desarrollan estas empresas combinan políticas y recursos concretos para incidir en la formación de los productores locales así como en la mejora de sus medios y condiciones de vida.

cacao-sostenible

No es una pose ni una táctica efímera de Marketing, lo cierto es que los grandes fabricantes de chocolate se muestran desde hace más de una década seriamente comprometidos con lograr un producto responsable, ecológico y respetuoso con las comunidades locales que lo cultivan.

 

Forever Chocolate

 

En 2015, Barry Callebaut presentó al mundo Forever Chocolate, un programa para poder ofrecer a partir de 2025 chocolate 100 por 100 sostenible en formatos y canales 100 por 100 sostenibles. A través de proyectos innovadores, han logrado sacar de la pobreza extrema a productores de cacao y han erradicado el trabajo infantil y creando una cadena de suministro positiva para el carbono y los bosques en las zonas en las que operan.

cacao-sostenible-ghana

El programa defiende la trasparencia hasta tal punto que han creado una cadena de suministro de cacao sostenible, revelando sus proveedores directos de cacao en Costa de Marfil, Ghana y Ecuador. Ofrecen desde su portal un mapa interactivo que muestra la ubicación de las cooperativas y las estaciones de compra de las que obtienen directamente el cacao. Al compartir públicamente esta información, contribuyen a la transparencia y la trazabilidad en su cadena de suministro de cacao.

El mapa incluye datos geográficos sobre cooperativas y distritos en Costa de Marfil, Ghana y Camerún. Cada punto en el mapa detalla la ubicación geográfica, el nombre de la cooperativa o distrito, el esquema de certificación y el número de agricultores de los que se abastecen en su cadena de suministro. Continuarán actualizando este mapa como parte de su progreso continuo hacia una cadena de suministro más transparente.

 

Whole Fruit Chocolate / Eco sostenibilidad

 

cacaofruit

Entre las acciones emprendidas, destaca una innovadora propuesta, Whole Fruit Chocolate, una acción liderada por una treintena de maestros chocolateros de todo el mundo que se presentó en san Francisco el año pasado y que ofrece herramientas para trabajar con todas las partes de la haba del cacao y no con un porcentaje mínimo, tal y como se hacia hasta ahora. La posibilidad de emplear partes que solían desecharse para elaborar pulpas, batidos y otros muchos formatos, consigue en primer lugar que el agricultor pueda rentabilizar su producto al 100 por 100 y además, evita que genere un desperdicio alimentario.

 

Cocoa Life

 

Mondelez International, uno de los mayores productores de chocolate del mundo, puso en marcha en 2012 Cocoa Life, un plan de inversión para mejorar las condiciones de vida de más de 200.000 cultivadores de cacao. El programa se ha implantado en países como Ghana, Costa de Marfil, Indonesia, República Dominicana, India y Brasil y gracias a esta iniciativa, hoy en día, e21% del cacao que comercializan proviene de cultivos sostenibles.

cacao-sostenilble-costa-marfil

La compañía colabora directamente con los agricultores de cada plantación, con ONG locales y con proveedores e instituciones gubernamentales de cada país para asegurar que se atienden las necesidades reales de los beneficiarios del proyecto.

 

Productores de cacao

 

Según la ICCO “la oferta y demanda mundial de cacao han crecido a un ritmo anual medio del 2,5% durante los últimos 50 años. La producción mundial de grano de cacao es fluctuante puesto que se ve muy afectada por las variaciones climáticas que en los últimos años son cada vez más acusadas. La productividad en el cultivo no ha mejorado de forma sensible a lo largo de los años, y el cultivo del cacao no se considera como una opción empresarial atractiva para la nueva generación de agricultores jóvenes”.

cacao-sostenible

Aunque ya nadie duda de que el futuro del cacao, como el de tantos otros productos, será sostenible o no será, está claro que este sector lleva años avanzando por una senda claramente definida hace tres décadas por un grupo de entidades públicas y privadas que apostaron por seguirla porque entendieron que no había otro camino posible si pensaban en las futuras generaciones.

En este escenario actual en el que la incertidumbre y la incapacidad de gobiernos y de instituciones públicas internacionales se pone cada día más en evidencia, hemos vuelto la mirada hacia dentro para descubrir que al final, quizás solo nosotros podamos salvarnos. ¿Cómo? Siendo conscientes de que el mayor acto político que podemos ejercer ahora mismo es el de comprar de forma responsable, convirtiéndolo en un acto consciente que puede ser más eficaz que la estrategia mejor planificada desde esos despachos políticos que se alejan cada vez más de la realidad. Hoy, el verdadero acto responsable político se traduce en comprar de forma consciente, porque cada vez que adquirimos un producto sostenible, alguien en algún remoto lugar de este planeta, recibe algo a cambio para poder devolver a la Naturaleza lo que la Naturaleza le ha regalado previamente.

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
niall@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest