Si No lo Sueñas, No lo Lograrás – Una Foto para Recordar

Me asomé a Instagram un momento, casi sin querer, y de repente, una foto me atravesó. No sé que fue, quizás la postura, el gesto de concentración, la inclinación dramática de la espalda y el cuello, o la entrega, esa entrega absoluta a la tarea que el cocinero estaba realizando en ese preciso momento.

Volví a lo que estaba haciendo, pero esa foto no se iba de mi cabeza. Así que cerré definitivamente ese texto que tendría que esperar, cogí el disco duro, lo inserté en el ordenador y fui directa a una carpeta concreta que se llama 2009.

Hace 10 años viajamos a Barcelona por estas fechas. Estábamos trabajando en un monográfico sobre elBulli que se publicaría meses después, en el número 100 de diciembre. Organizamos el viaje para asistir a la presentación del último libro de Ferrán y de su equipo, Comida para Pensar, y queríamos aprovechar para pasar 48 horas en el taller y vivir con ellos las últimas pruebas del nuevo menú y el diseño de las nuevas piezas de vidrio. Era el primer año en el que iban a ofrecer un menú otoñal y Ferrán, Albert, Juli y su equipo deambulaban de aquí allá a una velocidad tan elevada que era difícil seguirles.

Recuerdo que estábamos sentados en la alargada mesa del taller, llevábamos horas probando los conceptos que estaban trabajando y en un momento dado, me giré para observar a la persona  que estaba detrás de mí, trabajando en uno de los mostradores. Era uno de los cocineros más jóvenes, y sin duda, el más alto, aunque no lo parecía a primera vista porque no levantaba la cabeza, la mantenía totalmente inclinada, mientras avanzaba concentrada y pausadamente.

Siguieron pasando cosas en ese taller de la calle Portaferrissa aquel mágico día, la gente entraba y salía, cocineros y proveedores se entrecruzaban, yendo y viniendo mientras él seguía allí, trabajando en el más absoluto silencio. Intenté sacarle unas palabras para incluirlas en la parte del reportaje dedicada al equipo y me contó que era su tercer año en elBulli y que tenía muchas ganas de subir a Cala Montjoi para arrancar la nueva temporada.

Mientras hablaba, le miré a los ojos y vi que en el fondo de su mirada, ardía envuelta en ascuas una firme determinación, la de trabajar sin descanso hasta alcanzar su sueño. Años después, una mirada fugaz a Instagram, me ha permitido comprobar que cuando hay determinación, cuando hay voluntad, nada puede impedir que alcances lo que buscas.

Aitor, me ha hecho una enorme ilusión encontrarte al otro lado del océano y comprobar gracias a esa foto que apareció y desapareció en segundos que todo lo que estás construyendo no deja de ser una consecuencia de lo que empezaste a soñar en aquellos maravillosos días en los que lo diste todo.

 

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
info@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest