Los Jóvenes de la Cocina de Hoy, ¿saben lo que quieren?

Diálogos de Cocina celebró su séptima edición en San Sebastián la semana pasada. La igualdad, la conciliación laboral, los modelos de organización y la gestión alternativa de los restaurantes fueron analizados desde distintos ángulos y también tocó dialogar con las nuevas generaciones y los jóvenes que se están incorporando a las cocinas y al mundo de la restauración. 

La iniciativa de dar voz a los jóvenes de la cocina fue buena y desde luego bien intencionada, sobre todo por parte de la generación que hoy por hoy tiene la responsabilidad como cocineros, empresarios, y gestores de equipos. A fin de cuentas, todos ellos están lidiando en el día a día con el reto de atraer y retener a los jóvenes talentos en sus restaurantes. Pero el resultado quizás no llegó a ser tanto como se esperaba.

La organización invitó a participar a un grupo de estudiantes del Basque Culinary Center y les pidió que hablaran alto y claro sobre sus inquietudes y su forma de ver el mercado de trabajo que les espera fuera del entorno académico. Un escenario en el que, muchos de los jóvenes que llegan a incorporarse en un puesto de trabajo, desaparecen al poco tiempo, incluso llegando a marcharse sin aviso previo de un día al otro. 

El encuentro fue liderado por Diego Guerrero, un cocinero que confiesa haber creado el restaurante DSTAgE para que la gente fuese feliz, apostando desde sus inicios por la conciliación y por la calidad de vida de su equipo. Con el paso del tiempo, Guerrero es reconocido en el sector por haber buscado múltiples formas para crear el mejor ambiente de trabajo posible entre sus jóvenes empleadosorganizando viajes de formación; adaptando los puentes para que todo el equipo pueda cogerlos; cerrando el restaurante en agosto, en navidades e incluso todos los fines de semana. A pesar de todo ello, afirmó que aún no ha llegado a dar con la tecla para frenar la rotación entre la nueva hornada de jóvenes que se están incorporando al el mercado laboral. “No he llegado a ofrecer las ocho horas, pero es ya casi lo único que me falta”, comentó al respecto.

Con ese telón de fondo, la pregunta a los alumnos era directa y clara: ¿Qué queréis los jóvenes? En el debate se abordaron temas como los valores actuales asociados a la gastronomía, la conciliación entre vida personal y el trabajo, los modelos de gestión alternativos de los equipos y la igualdad de genero.

Los jóvenes buscamos mayor horizontalidad de equipos para que nos permitan formar parte de algo, no hay nada más bonito que sentir que confían en ti siendo un alumno de prácticas”, fue una de las primeras respuestas ofrecidas por Blanca de Noval, ex alumna del centro.

En respuesta al comentario por parte de Guerrero sobre la jornada de 8 horas, otro alumno, Carlos Hernández, le dejó claro que sus aspiraciones no andaban por esos derroteros: “Podemos trabajar las horas que hagan falta, sólo pedimos que confíen en nosotros, que nos hagan sentir parte del restaurante en el que trabajamos”.

Por otro lado, la igualdad de género fue uno de los temas recurrentes entre todos los jóvenes que participaron en la charla. Denunciaron que han podido comprobar que el machismo sigue estando latente en las cocinas y que todos lucharán contra ello, vayan donde vayan.

En cuanto a los nuevos valores asociados a la gastronomía actual, los alumnos coincidieron en que  todo gira en torno a la palabra “sostenibilidad”.  Sin embargo, y con respecto a ese discurso, no dejó de ser curioso que ninguno de estos jóvenes estuviera dispuesto a apostar por el concepto de “kilómetro 0”, fundado por el aplaudido Carlo Petrini desde del movimiento Slow Food.

A lo largo de la charla, quizás en un intento de sacar ideas más concretas por parte de los jóvenes estudiantes, Guerrero repetía mucho la pregunta: Pero exactamente, ¿qué queréis?. Pocas respuestas claras o medidas especificas salieron por parte de los alumnos. La respuesta podría estar en que los jóvenes aún no saben lo que quieren. Lo más seguro es que no lo saben, pero no pasa nada por ello, por eso son jóvenes.

Cerramos con una última declaración de Diego al respecto. “Los de mi generación nos hemos dado cuenta de que hay un salto generacional enorme en cuanto a valores, necesidades y actitudes. Todo el paradigma ha cambiado; nos han educado en una mentalidad de esfuerzo, sacrificio, renuncia, de no perder tu trabajo y de buscar la seguridad por encima de todo. Sin embargo, los chavales de ahora no tienen miedo a dejar el trabajo e irse sin nada; lo más importante para ellos ahora es vivir experiencias”.

1 Comment
  1. Si señor!
    El Cocinero Diego Guerrero lo ha dicho muy clarito.
    Es lo que hay ahora con los jóvenes.

    “Es difícil hacer Cocina con personalidad con éstas nuevas mentalidades”

    Además todos no pueden ser Estrella Mediáticas.

    La pregunta es:
    Y a nosotros, los de la vieja escuela… NOS HAN ENGAÑADO?

    Por que; visto lo visto: – Tonto el ultimo!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
info@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest