OSLO – “La medida que se aplicó no fue la de cerrar los establecimientos sino la de prohibir la venta de alcohol”

Llegó febrero y lo hizo acompañado de las mismas o más restricciones, de toques de queda, de una movilidad reducida en todos los continentes y de esas estadísticas que duelen tanto. Seguimos esperando y mientras lo hacemos, seguimos viajando lejos para intentar compartir ventanas y aires nuevos. Si el mes pasado atravesamos el océano para asomarnos con Marc Casanovas a las calles de Boston, esta vez nos quedamos en Europa y volamos directos hacia Noruega para encontrarnos con alguien inolvidable que conocimos en esa otra vida que hemos dejado definitivamente atrás.

 

Desde la ventana de Arne Sorvig

 

oslo-arne-sorvig

«Desde mi ventana veo la ciudad de Oslo cubierta de nieve y a gente que no puede relacionarse como lo hacía hace solo un año. Supongo que, nieve aparte, es más o menos la misma imagen que se ve ahora mismo por todo el mundo. Y también supongo que todos estamos igual de cansados de hablar de virus, de vacunas y de medidas todo el tiempo, cuando lo que de verdad queremos escuchar es que ha regresado una cierta normalidad.

Hablo con matices de esa “normalidad” porque todos, a pesar de que nos cueste aceptar los cambios, tenemos que reconocer que hemos cambiado, como personas y como miembros de algunos sectores como el de la restauración.

También reconozco que hay cosas en mi vida que no han cambiado y siguen entrando en la categoría de “normales”. Por ejemplo, hace dos fines de semana un tubo ubicado dentro de las paredes de mi casa se congeló, estalló y produjo una grieta desde la que salieron disparados cientos de litros de agua que inundaron el sótano en donde vive mi hijo. Son cosas que suceden cuando tu casa alcanza los 15 grados bajo cero. Ahora toca pasar tres meses esperando a que se seque la madera y los cimientos antes de reformar para que dentro de un tiempo, vuelva a suceder lo mismo. Un lío sí, pero de los que puedes asumir. Los de aquí sabemos que la vida es así cuando convives con el frío.

Oslo

Nuestra vida en casa, también ha cambiado un poco. Mis hijos van a sus respectivas escuelas en día alternos, mi mujer lleva diez meses teletrabajando y yo sigo el mismo calendario que mis hijos, así que muchos días estamos todos en casa, una situación muy diferente a la que estábamos acostumbrados. Te diría que en el fondo a veces es incluso romántica aunque en realidad todos tenemos mucho trabajo y si nos relajamos, perdemos eficacia.

En cuanto a la situación de la hostelería en Noruega, aunque están obviamente descontentos con la situación, hay grandes diferencias entre cómo se gestiona en las ciudades y en las regiones. En nuestra capital, Oslo, los bares y restaurantes están cerrados desde el pasado mes de noviembre. La medida que se aplicó no fue la de cerrar los establecimientos sino la de prohibir la venta de alcohol, algo que les empujó a cerrar y a perder toda la época navideña que es una de las más fuertes para ellos. Es una situación dolorosa para los dueños y para las plantillas, todos los trabajadores están temporalmente despedidos, pero perciben la mayoría de sus sueldos.

En otras ciudades la situación no ha sido tan grave como en Oslo, pero están sometidos a estrictas medidas sanitarias que reducen la oportunidad de poder llenar sus restaurantes. Algo que se ha disparado, imagino que como en el resto de países, es el take away y el delivery, un modelo de negocio que ha crecido muy fuerte en muy poco tiempo, con sus cosas buenas y no tan buenas.

Si hablamos de previsiones, aquí el Gobierno trabaja con tres escenarios. En el peor de los casos se habla de 2022 como fecha de vuelta a esa normalidad que todos añoramos. Lo que si que confirman todas las visiones es que las personas de riesgo estarán vacunadas antes del verano, algo que permitirá abrir mas la actividad laboral y social dentro de Noruega, aunque no nos permita viajar a otros países.

A pesar de todo, el virus no nos ha detenido. Estas semanas estoy trabajando con el equipo noruego las propuestas que presentaremos en Lyon el próximo mes de junio en el Bocuse d’Or 2021 y revisando los preparativos de dos eventos gastronómicos que celebraremos en octubre aquí; el ”Årets kokk” el campeonato nacional de cocineros (candidato Bocuse 2023) y ”Årets unge kokk” un campeonato nacional para jóvenes cocineros.

Me preguntas que extraño más. En algo que parecía fácil hasta que dejó de serlo de repente. Daría todo por poder sentarme en una mesa con amigos, comer, beber, dar abrazos y disfrutar sin tener esta «alarma interna” que suena c-o-r-o-n-a continuamente. Volver a sentir esa libertad, eso lo que más extraño.

Si pudiera, ahora mismo cogería el coche y me acercaría a un nuevo restaurante-granja en el norte que no he podido visitar aún, Kvitnes Gård, Vesterålen. Conozco el cocinero, Halvar Ellingsen, y sé que tiene una visión muy interesante de la gastronomía y de la modernidad. También me gustaría acercarme al Restaurante Maaemo y Statholdergaarden en Oslo y al Renaa en Stavanger. Sin olvidarme de todas esas iniciativas que se estaban poniendo en marcha antes de que se detuviera el tiempo hace un año.

olso-arne-sorvig
Ilustración: Jacobo Gavira

* Arne Sorvig es cocinero con un master en Desarrollo de Turismo Internacional en EEUU, y doctorado en economía industrial, en las áreas específicas de innovación, producción y mercados de productos pesqueros.

Sorvig fue director del Consejo de Productos del Mar de Noruega – NORGE en España entre 2002 y 2008. Durante esos años, conoció y trabó amistad con todas esas generaciones de cocineros que siguen escribiendo el presente y futuro de nuestra gastronomía.

Actualmente dirige la Fundación de Gastronomía Noruega, entidad que organiza distintos proyectos, entre los que destaca la formación de candidatos para el Bocuse d’Or – desde las primeras semifinales hasta la gran final de Lyon – y también está involucrado en proyectos de investigación y desarrollo de fundamentos gastronómicos vinculados a un Turismo de Calidad.

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
niall@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest