La Pesca Local En Tiempos De Coronavirus

Si la vida no se hubiera detenido hace cuatro semanas, ahora mismo estaríamos en el puerto de Ibiza, preparando un especial sobre pesca local, rodeados de cocineros y esperando ansiosos la llegada de la pequeña embarcación de Toni Torres, vicepresidente de la Cofradía de Pescadores de Ibiza.

toni-torres-pesca-local

Si un virus desconocido no hubiera puesto boca arriba a cinco continentes a la vez, tendríamos al lado a personas maravillosas de los equipos de Salvadó o de La Fonda de Pou des Lleó de Santa Eulalia y de Can Gat, restaurante 2.000, S’Illot o Port Balansat del municipio de Sant Joan y les preguntaríamos ahora mismo si hoy van a cocinar el bullit de peix con la pesca que está entrando en el puerto para acercarnos a probarlo.

pesca-local-ibiza

Si la restauración de la isla no estuviera cerrada a cal y canto, respetando ese confinamiento impuesto por las circunstancias, hoy, sin duda, después de ver descargar a Toni la pesca, y más concretamente, la sepia que está ahora mismo en temporada, nos acercaríamos a probar la versión frita que ofrecen en uno de esos bares de la isla a los que todos soñamos con poder regresar pronto: Ca n’Anneta. Y desde allí, iríamos sin perder un minuto al Restaurante Es Rebost de Can Prats para descubrir cómo la utilizan para el fondo de los arroces de matanza; de pescado; de  gambas y espardenyes y para esa versión en negro inolvidable con cigala y gambas.

pesca-local-ibiza

Y más tarde, sin tener un orden claro, recorreríamos sin prisas sus carreteras para probar las versiones del guisat, otra de las recetas tradicionales ibicencas, de S’Espartá o Es Galliner en Sant Josep; las de Es Náutic, Es Rebost de Can Prats o Can Pujol en Sant Antoni o las de Ca n’Alfredo, Can Domo, Formentera o Sa Nansa en el corazón de la isla.

Un día, más pronto que tarde, cuando todo pase y todo empiece de nuevo, regresaremos físicamente a Ibiza para seguir disfrutando de esa cultura gastronómica pitiusa que atrapa tanto como sus gentes. Mientras tanto, tenemos que conformarnos con unas imágenes grabadas ahora mismo que una persona muy querida acaba de enviarnos y que hemos subido a Instagram y Facebook Allí está, es Toni Torres, vicepresidente de la Cofradía de Pescadores de Ibiza, qué queréis que os diga, nos hace una tremenda ilusión verle de nuevo. Toni es un pescador, mejor dicho, un loco enamorado del mar que tuvimos la suerte de conocer hace dos años. Acaba de atracar en el muelle del puerto, hoy su jornada de pesca empezó a las 7.00 y el mar ha sido generoso con él.

pesca-local-ibiza

Mientras muestra a la cámara ejemplares espléndidos de sepia, de rotja (así llaman en Ibiza al cabracho) y de gallos de San Pedro, cuenta que hoy han salido cinco barcos pequeños (denominados llaüts) y que acaban de regresar con cerca de 98,72 kilos de pescado.Hasta que no regresen los barcos grandes que salieron esta mañana no podremos saber la pesca registrada hoy en la costa ibicenca”, añade mientras limpia los pescados y coloca la sal correspondiente en las cajas en las que van a ser distribuidos a mercados payeses y a las cadenas de distribución que operan en la isla.

 

Una no Lonja en el Puerto de Ibiza

 

Nunca, a lo largo de toda su historia, se han registrado antecedentes de subastas en el puerto de la isla pitiusa. En Ibiza la lonja fue sustituida por cofradías donde todo el género se apuntaba y pesaba. Y así sigue siendo hoy en día. Son los pescadores los que determinan un precio justo para que no fluctúe, medida que permite un mayor cuidado de los caladeros. Únicamente se pescan las cantidades que exige la demanda interna y se apuesta por las variedades que corresponden a las distintas épocas del año.

En la isla actualmente existen dos cofradías de pesca: la de la ciudad y la de Sant Antoni, asociadas, con un total de 80 socios y una flota de 6 embarcaciones de arrastre y 55 de artes menores (llaüts).

Sus capturas se distribuyen en restaurantes, mercados y otras superficies comerciales. Los pescados más grandes y valiosos, como el mero, el cabracho, el gallo de San Pedro o el dentón, así como la langosta, entre otras especies, se comercializan con una etiqueta amarilla bien visible, bajo la marca Peix Nostrum. que garantiza que cada ejemplar ha sido pescado en Ibiza, siguiendo métodos artesanales y sostenibles.

 

Pdta: Gracias a Silvia Castillo, Toni Sastre, Pere Varela y a todos los miembros de Peix Nostrum

 

pesca-local-ibiza

 

Os dejamos por ahora, con enlaces a historias vividas en una isla que siempre nos acaba sacando la sonrisa, incluso en tiempos de confinamiento:

 

Una Mirada a Sabor Ibiza  

Sonrisas en Ibiza  

Ibiza Gastronomía Tradicional  

Ibiza Sostenible  

 

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
niall@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest