Salvar o no Salvar al Salmón – La Desaparición del Rey Salvaje Asturiano (II parte)

Cares, Deva, Sella, Narcea, Nalón, Eo … como olvidarlos. Son nombres de ríos que encierran miradas de personas preocupadas por lo que está sucediendo con el salmón asturiano. Hace meses, compartimos lances, riberas y cauces con ellos, les escuchamos y compartimos sus estados de animo y sus inquietudes.

anzuelo-pesca-salmon

Luego, a mediados de julio se hizo público el número de salmones pasados por los centros de precintaje asturianos: 833 ejemplares. El que más aportó fue el Nalón – Narcea (387), seguido del Sella (319). El salmón más grande de la temporada pesó 11,935 kg y solo 18 pescadores llegaron a cubrir el cupo de cuatro salmones por temporada. Números, solo números, que reflejan una cruda realidad que ya nos habían adelantado.

Hace apenas un mes, el colectivo Asturias Salmón Vivo solicitaba a la Consejería de Pesca que limitara al máximo o prohibiera la pesca con muerte de esta especie hasta su completa recuperación en la región. Para poder llevar a cabo estas actuaciones, el colectivo reivindicó al gobierno autonómico dotar de presupuestos que hicieran posible las acciones comprometidas para la salvaguarda de la especie.

pesca-salmon-asturias

Mientras los humanos seguimos sin ponernos de acuerdo, los pocos salmones que han logrado superar las presas, los cebos y las cañas, inician con la bajada de temperaturas su fase más crítica, el desove.

Regresamos una vez más a Asturias para reencontrarnos con tres de esos ríos. Vamos a recorrerlos, con y sin apenas luz, junto a cinco personas que nos han regalado su tiempo y valiosos fragmentos de sus recuerdos. De fondo, en todas nuestras conversaciones estará presente siempre el salmón, ese pez escurridizo y poderoso, símbolo de tiempos pasados, que está empezando a desaparecer de nuestros ríos y de nuestras vidas.

 

Amanece en el Cares

 

“No es solo pescar, a veces pescar es lo de menos. Haces un lance y mientras, disfrutas con el vuelo de un pájaro, observas cómo se mueve en la orilla la rama de ese salix caprea (sauce caprino) que viste como plantaban hace mil años, y después vuelves a lanzar”, confiesa Felipe P. Melero (Panes, 1951), mientras mueve la caña para mostrarnos como suele hacerlo.

felipe-melero-pescador-asturiano

 Estamos en un tramo intermedio del Cares, un río corto – no tiene más de 54 kilómetros, 19 de los cuales discurren en tierras leonesas – considerado como uno de los más bellos de la Península. A pesar de las dos presas que tienen que superar y de la elevada altura a la que estamos, los salmones sienten debilidad por este afluente del Deva que nace a 1.600 metros de altitud, en la Cordillera Cantábrica.

Felipe cuenta ahora que a pocos kilómetros de aquí se encontró un anzuelo de garganta de la época magdaleniense. Los salmones llevan aquí toda la vida, y pensar que están a punto de desaparecer…”, afirma con pena mientras nos muestra la mosca que ha escogido hoy, una versión típica de la zona que se emplea para pescar salmones y está hecha con pelo de tejón o melandru, como le llaman aquí.

Estamos es el único tramo de pesca sin muerte que hay en el río Cares. Felipe cuenta que prefiere decir “pesca y suelta” y que lo hace aquí y en otros muchos sitios: Yo los suelto siempre, nunca maté un salmón, habré pescado 8 o 10 a lo largo de mi vida. Empecé a pescar con 6 años, pececillos pequeños sobre todo, y reconozco que maté muchas truchas. La suelta no se entendía entonces, había tanta pesca que nadie pensaba en proteger las especies, pero esa época quedó atrás”.

Melero reconoce que la Administración le despista con sus normativas. Hoy es lunes, así que no se puede pescar, ni los lunes ni los jueves, ¿tú sabes por qué?, yo tampoco, dicen que es para que descanse el río. Y yo me pregunto, ¿el río se cansa? ¿se cansa el agua o el aire de moverse?”.

pesca-salmon-salvaje-asturias

Mira entonces hacia la orilla y se le enciende la mirada, “observa este tramo, es uno de los mejores para ellos, los salmones son muy exigentes, necesitan que la grava del fondo sea de un determinado tamaño; que la velocidad de la corriente sea de 0,3, a 0,6 metros por segundo y una determinada profundidad y localización, desovan en los lados, nunca en el centro”.

 

La primera vez de Omar en el Sella

 

Hemos conocido a Omar Alonso (Cangas de Onis, 1984) en Casa Parres. Es amigo del cocinero Christian de Diego y suelen compartir muchas horas en el río, así que le hemos pedido que nos lleve a uno de los lugares a los que suele acudir y ahora mismo nos encontramos en la entrada del puente del refugio de pesca de las Cañeras. Hace años que está prohibido pescar desde los puentes. Desde aquí se ven las salmoneras al fondo, suben por esos caños como torpedos, la potencia de estos animales es espectacular, aprovechan la velocidad del agua para remontar tramos complicadísimos”.

omar-alonso-pescador-asturiano

Omar empezó a pescar con 7 años, acompañando a su padre y a su abuelo. Sobre todo truchas, Mi madre es de León así que además de los ríos asturianos, me conozco bien los de allí y los de Cantabria. creo que he pescado en todos los ríos salmoneros que hay en la península”, reconoce orgulloso.

pesca-salmon-asturias

Le hago la pregunta que me persigue desde que he llegado a Asturias. ¿Qué si me acuerdo de mi primer salmón? no creo que ese momento se le pueda olvidar a nadie que sea pescador de salmones”, confiesa, de mi primera trucha no me acuerdo, pero del salmón sí. Fue muy emocionante, tenía 14 años, estaba con mi padre y con más personas y recuerdo su mirada y que me temblaba todo, las piernas sobre todo. Lo pesqué exactamente aquí, desde este puente explica emocionado.

A Omar le gusta pescar acompañado, siempre encuentras a algún amigo con el que ir. Antes era diferente, cuentan que hubo gente que compró casas con los salmones que pescaban, pero todo eso pasó, ahora la pesca que queda es más deportiva. Compartimos los cotos entre amigos, pescamos y luego comemos todos juntos. Antes salían de trabajar y se iban a pescar para sacarse un dinero, mientras que nosotros lo hacemos para divertirnos. Me encanta ir a pescar y si no pesco nada, disfruto también. Para mi ver un pato o una nutria y estar en contacto con la naturaleza mientras hablas de esto y aquello con tus amigos no tiene precio”.

Hablamos de los periodos de pesca con y sin muerte. los periodos los marca la Consejería de Asturias, son acuerdos a los que se llega en función de la política y de los votos más que pensando en el serio problema que tenemos”.

 

Entre quisquillas, moscas, ninfas y cañas

 

Dejamos atrás Parres y al cruzar el puente de Cangas de Onís, aparcamos de nuevo para acercarnos a una tienda de pesca y conocer un poco más a fondo esas herramientas de las que no dejan de hablar los pescadores.

rameses-martinez-asturias

Ramsés Martínez es propietario del negocio y además guarda de pesca o “guarda ríos”, como él prefiere llamarse. Llevo 30 años vigilando los montes y los ríos, y el tema del precintaje llegó más tarde. Siempre fue obligatorio precintar los salmones, antes había precintos privados y públicos pero desde 2011, solo un guarda puede hacerlo”, confirma.

Martínez trabaja todo el año en actividades directa o indirectamente relacionadas con la pesca: cuando no es temporada de pesca, hay que solicitar los permisos y los cotos y me ocupo de rellenar y enviar todas las solicitudes, lo único que no hago es pescar por ellos”, confirma.

Salimos a la calle para probar una caña de 10 metros con su respectivo carrete. Ramses comenta que el cebo es más común que la mosca en este caso. Nos muestra otra de cuatro metros, “en este caso es más apropiada la mosca y la cola de rata”. “Sea el modelo que sea”, especifica no olvidéis que lo más importante es la fortaleza de la caña”.

Volvemos a entrar para que nos explique cuando es más apropiado emplear ninfas, moscas o streamer. Y cierra la clase teórica enseñándonos las quisquillas vivas que le traen cada semana desde El Ferrol, y las teñidas de rojo, verde o azul que guarda en una de las estanterías de la tienda.

A este guarda ríos amante de la naturaleza, como a todas las personas con las que hemos hablado hasta ahora, le preocupa mucho la situación: “Cada vez hay menos salmones y el futuro no es nada halagüeño. Deberíamos hacer algo para recuperar la especie antes de que sea demasiado tarde. La economía de esta zona depende de ellos: vienen de todas partes a pescarlos, pasan días en nuestros hoteles, comen en nuestros restaurantes y compran en nuestras tiendas, el salmón es bueno para todos. Lo único que necesitamos es que haya salmones en el río, de lo demás podemos ocuparnos sin problemas”.

 

Anochece en el Nalón

 

 

Tras una hora conduciendo, aparcamos a pocos kilómetros del Nalón, después de visitar media docena de tramos de ríos en apenas dos días, con las retinas llenas de caudales trasparentes y de ese verdor que lo llena todo de vida. Aquel día habían comido en Casa Zoilo 105 personas. Las últimas mesas salían cuando nosotros llegamos. Había caído la noche hace rato, pero Zoilo nos esperaba con una sonrisa sincera y muchas ganas de darnos de cenar. Probamos y disfrutamos con los dados de salmón con torto de maíz, infusión de mayonesa de anís y pesto de nueces y con los canelones de salmón; nos emocionó la marmita de salmón y cuando probamos el salmón a la ribereña (a la sidra y al vino porque fuimos incapaces de escoger), estábamos ya definitivamente entregados a la causa. ¿Cómo era posible que, cocinando un solo producto, este cocinero nos hubiera emocionado tanto? Solo había una forma de saberlo.

chef-zoilo-asturias

Cuando llegaron los postres, un espectacular pudding de almendra – cuya receta descubrieron gracias a un error – y la tarta de queso AFuega´l Pitu, le pedimos a Zoilo que se sentara con nosotros y qué nos contara su relación con el salmón.

“¿Quién te enseño a cocinarlo, Zoilo?”, esa fue la pregunta que desencadenó todo. Te contesto con otra pregunta”, me dijo, ¿por qué habéis venido hoy?, precisamente hoy?” Las preguntas seguirán flotando en el aire mientras Zoilo nos habla del cocinero que le enseñó a amar el salmón, el que le mostró las posibilidades que tenía a la brasa, marinado, al vapor y de otras tantas formas. Sucedió hace 10 años, en Jolastoki, un restaurante familiar de Getxo, Vizcaya, en donde Zoilo fue acogido como un hijo más durante años, después de sus prácticas en elBulli y antes de su regreso a Muros para ocuparse del restaurante que sus abuelos abrieron en este antiguo hostal en 1939.

salmon-casa-zoilo-asturias

El silencio lo envuelve todo de repente y entonces Zoilo empieza a dar forma con palabras a lo que lleva toda la noche rondándole por dentro. Esta tarde un pescador me ha traído un salmón de 8 kilos. Mañana mi mujer y yo lo llevaremos a Bilbao para que Begoña, la madre de ese cocinero que me regaló todo lo que tenía y todo lo que sabía, se lo cocine a los médicos que le cuidaron sus últimos meses de vida. Se cumplen ahora tres años de su muerte y ella quiere hacerle un homenaje cocinándoles uno de los platos que Xabin bordaba, el salmón al vapor con verduras”.

Comprendimos en ese preciso instante todo, lo que habíamos saboreado y lo que habíamos sentido cada vez que probábamos un bocado de las recetas que él había cocinado horas antes mientras su cabeza viajaba a otra vida para recordar al maestro que perdió.

Han pasado meses, pero sigo recordando todas estas conversaciones y todas esas lecciones de vida. Y antes y después de escuchar sus voces, mi mente y mi corazón regresan a los cauces de esos ríos sabios para suplicarles que cuiden de esos salmones que los humanos somos incapaces de proteger.

 

2 Comments
  1. Estupendo reportaje (partes I y II) sobre este magnífico pez al que poco le queda para desaparecer de Asturias y de la península Ibérica.
    ¡Ojalá sirviera para que de una vez por todas el Gobierno asturiano se dignara a tomar medidas serias y eficaces para protegerlo!
    Hace apenas diez días se hizo el censo anual en el Cares y se contabilizaron 460 salmones; de estos, menos de la mitad son hembras, por debajo del umbral de las trescientas que los técnicos consideran necesarias para mantener una variabilidad genética que garantice la continuidad de la población.
    Muchas gracias Daniela y Niall por vuestra valiosa aportación para la defensa del salmón. Y también a María, de la S.R. de Turismo de Asturias.
    Felipe P. Melero

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
info@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest