Amanece en un Invernadero de Tomates de Almería

Es lunes, estamos a pocos kilómetros de Almería y hace rato que los rayos de sol intentan colarse sin éxito en el invernadero de tomates de Emilia y Jorge Isidro. Una cálida y brumosa luz lo envuelve todo, es el efecto de los plásticos pintados con cal mezclada con agua que recubren la hectárea de extensión que ocupa esta plantación.

tomates-almeria

Mientras avanzamos por un camino de tierra que parece no tener fin, cinco personas aparecen y desaparecen entre senderos simétricos dibujados a ambos lados. En esta inmensa galería de arte contemporáneo, siempre he pensado que no hay nada más bello que contemplar cómo se expresa la naturaleza a la izquierda veo hileras y más hileras que exhiben ejemplares de tomates adora (variedad negra y con surcos) y a la derecha son los raf los que atrapan nuestras miradas.

El equipo trabaja desde las ocho de la mañana, entre silencios y sigilo. Las matas de tomates están cansadas, se acercan a su ciclo final de vida. Con un gran esfuerzo, se están despidiendo de los ejemplares que ayer estaban casi en su punto. No hay una hoja seca, un triste rastrojo o un brote olvidado sobre la tierra. Cada planta, en toda su extensión, tiene un único objetivo, alimentar hasta el último minuto estos preciados frutos que dentro de 24 horas, ocuparán despensas y fruteros de casas suecas, rusas, irlandesas, alemanas, francesas o españolas.

 

Zumbidos Tranquilizadores

 

El silencio sólo es interrumpido por el ruido puntual de los abejorros en su rutina diaria de polinización y por el sonido del viento de Levante y de Poniente que intenta entrar en este espacio cerrado, manteniendo una batalla perdida con los plásticos que nos protegen.

flor-tomates-almeria

En esta pequeña explotación practican la producción integrada que incluye, entre otras muchas medidas sostenibles, la suelta de insectos auxiliares para controlar las plagas y el empleo minimizado de productos fitosanitarios,

Las matas se plantaron en octubre y su ciclo está a punto de acabar. En junio arrancarán todas las plantas y dejarán que la tierra se oxigene dos o tres meses antes de volver a sembrar. Los plásticos también viven su ciclo particular, se sustituyen cada tres años y se pintan con más o menos capas blancas en función del grado de calor e intensidad solar.

 

El Efecto Albedo

 

Mientras avanzamos sigilosamente entre las matas, imitando el ritmo de las personas que trabajan aquí, nos cuentan que el enorme mar de plástico que recubre 30.000 hectáreas de superficie agrícola en la provincia de Almería, además de proteger las cosechas del viento y del granizo, es el responsable de que la temperatura en esta zona haya descendido un grado. Según una investigación realizada por la Universidad de Almería y publicada en el Journal of Geophysical Research, el recubrimiento de plástico provoca un desvío de la luz solar hacia el espacio, creando un efecto de enfriamiento, que fue bautizado como efecto Albedo.

Antes de despedirnos, le preguntamos a Jorge Isidro dónde van los tomates de su invernadero cuando están preparados para salir al mundo y nos responde que lo sabremos enseguida, en cuanto lleguemos a nuestro próximo destino.

 

18.000 metros cuadrados llenos de silencio y vacío

 

Jorge Isidro es uno de los 1.800 agricultores que forman parte de la cooperativa Casi. Se acerca de martes a domingo, a partir de las 16 a la instalación central de esta organización para entregar su producción diaria de tomates de las variedades raf y adora.

Aparcamos delante de tres inmensas naves conectadas que suman 18.000 metros cuadrados y accedemos por la puerta principal a la cooperativa Casi. Una ráfaga de viento se cuela con nosotros pero enseguida sale por dónde ha entrado. Lo hace porque no hay ni rastro de ese laberinto infinito de cajas y palets que atraviesan a diario a toda velocidad un centenar de jóvenes subidos a unas modernas carretillas eléctricas. Aquí ahora mismo solo hay silencio y vacío.

tomates-almeria

En efecto, es lunes, el día de descanso en este centro. Hoy es el único día de la semana en el que a partir de las 16 y hasta las 24 no entrarán entre 800.000 y 900.000 kilos de tomates, cifra que puede superar holgadamente el millón los martes y jueves.

Que no haya nada ni nadie, no quiere decir que no intuyamos todo lo que se mueve aquí cada día salvo hoy. No cuesta imaginar las montañas de cajas rebosantes de todas esas variedades de las que estamos oyendo hablar desde que hemos llegado a Almería: Negro; verde; rosa; corazón de buey; rebelión; pera, cherry; adora o, por supuesto, raf.

tomates-almeria

La Cooperativa Agraria y Ganadera San Isidro fue fundada en 1944 por agricultores de la Huerta y Vega y Almería que en aquella época se dedicaban a cultivar patatas y a venderlas en el Mercado Central de la ciudad. 75 años después, 1.800 agricultores – 1400 de ellos socios de pleno derecho- responsables de 2.000 hectáreas, ofrecen cantidades cercanas al millón de kilos de tomates al día y 15 millones de kilos de sandía cada temporada y sus productos llegan a cualquier rincón de España y de Europa en 24 horas.

Recorremos la nave central y nos asomamos a una moderna sala de subastas en dónde cada día ,salvo hoy, 80 brokers pujan y compran esa producción diaria de la que un 50% se quedará en España y el 50% restante saldrá fuera. En esta cooperativa trabajan 20 tipologías y un centenar de variedades de tomates, y todas ellas crecen con las raíces en el suelo, en invernaderos con una extensión máxima de una hectárea en los que, en su gran mayoría, se practica la producción integrada.

tomates-almeria

Salimos de nuevo al exterior, con ganas de continuar este viaje que hemos arrancado pisando la tierra en donde crecen esos tomates de sabores inolvidables que han conquistado los paladares del mundo.

Nos subimos al coche y nos ponemos los cinturones mientras el coche arranca. “¿Y ahora qué Fernando? ¿dónde nos llevas?”. Le preguntamos. “Está claro”, responde riendo, “ya va siendo hora de probarlos”.

*Así arrancó, con alguna licencia que otra, el fin de semana gastrocultural en Almería que Fernando Huidobro y la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo nos regalaron hace un par de meses.

 

Gracias Fernando Huidobro 

Gracias Academia de Gastronomía de Andalucía 

2 Comments
  1. Qué extraordinario mundo en la que es llamada ‘ La Tierra de la legaña » , desde el desierto de Tabernas con un paisaje lunar ,hasta El Ejido y sus playas de Poniente y San Miguel en Almerimar…quién lo iba a decir que veríamos las carreteras llenas de camiones con su totem : el indalo , llamado así por el Patrón de Almería San Indalecio, cuyas reliquias llegaron a Jaca , en el corazón del Pirineo oscense …y donde todos los días me encuentro con estos tomates…pero he de decir que el tomate rosa tiene denominación de origen de Huesca ( Barbastro ) mi querida Almería. Lo dice una roquetera de pro con muchos veranos desde mi niñez en la perla del Mediterráneo que hoy os escribe desde la perla del Pirineo : Jaca.
    Un abrazo…

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
info@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest