Tortellini Llenos de Recuerdos de Abuelas y de Nietas

Se llaman Santa, Antonietta, Franca, Patrizia, Alfonsina, Marinella, Elisabetta, Elena, Mariangela, Anna Maria, Ivana, Sonja, Maria, Carla, Gianna, María Rosa, Giancarla, Erminia, Gisella, Silvia y Anna. Ninguna tiene menos de 80 años, muchas de ellas todavía conducen y todas sin excepción dejan atrás a cualquier adolescente con su fuerza, su pasión y su energía. Nos robaron el corazón hace dos años, cuando acudieron a la Embajada Italiana de Madrid para presentar el club gastronómico que crearon hace 43 años, y volvieron a arrebatárnoslo hace apenas cuatro meses, esta vez en su tierra natal, en Italia, mientras nos enseñaban a preparar tortellini.

tortellini-fornello-negrini

Recuerdo como si fuera ayer la niebla que nos recibió cuando aterrizamos en Bolonia aquella tarde gris de finales de noviembre; el breve recorrido en microbús; la llegada de noche a ese bucólico alojamiento rural; el olor a hierba luisa y a otras aromáticas desconocidas y ellas con sus delantales dándonos la bienvenida en la entrada.

Nos instalamos en nuestras habitaciones y enseguida nos reunimos alrededor de una mesa alargada para que Santa y algunas de sus compañeras nos explicaran cómo elaboraban uno de los platos típicos de Bolonia que íbamos a probar esa noche; tortellini in brodo. Mientras nos explicaban cómo elaborar esos pequeños y endiabladamente complicados nudos de masa, yo no dejaba de imaginármelas con sus madres y con sus abuelas, recibiendo de ellas esa misma lección que ahora estaban compartiendo con nosotros.

tortellini-fornello-negrini

En un momento dado, cuando Santa había preparado la masa, la había amasado y cortado en pequeñas porciones, nos invitó a a rellenar algunos tortelloni con calabaza asada mezclada con queso parmesano. La estancia se llenó entonces de olores a otoño mientras todos iban y venían nerviosos, tratando de imitar esos delicados gestos con los que ella iba dando forma a cada pieza. Uno a uno, los tortellini di zucca se fueron apilando ordenadamente en bandejas y cuando no quedaba más masa que rellenar, ellas y sus delantales desaparecieron en la cocina.

Lo que más recuerdo de la cena que nos ofrecieron a continuación son sus caras de felicidad al servirnos y vernos probar todos los platos que habían pasado la tarde preparando para nosotros. Tampoco podré olvidar esos tortellini in brodo, preludio de la Navidad que estaba a punto de llegar, ni las emociones que sentí aquella noche al escuchar las historias que había detrás de cada receta que probábamos.

tortellini-fornello-negrini

Ese grupo de amigas italianas ochentañeras ha calado tanto en mi corazón que desde aquella noche, cada vez que paso por la sección de pasta de un supermercado o de una tienda de alimentación y veo un paquete de tortellini, el corazón se me desboca y siento la necesidad de mandarles un abrazo y de desear que sigan preparando esa pasta, aunque estos días los hagan solas, sin esas amigas y esas nietas que son las que siempre les han ayudado hasta que el mundo se paró de repente a principios de marzo.

Pienso hoy en ellas, en que hace semanas que no pueden reunirse para compartir recetas. Pienso hoy en ellas y cruzo los dedos para que estén bien. Pienso hoy en ellas y rezo para que pronto ellas y todas las mujeres mayores del mundo puedan salir pronto de sus casas para reunirse con sus amigas, sus hijas y sus nietas y poder seguir compartiendo esas recetas y esa vida que aún les queda por vivir.

 

Sobre el Club de Fornello

 

El 28 de noviembre de 1977, un grupo de mujeres amantes de la cocina se reunieron en la ciudad de Piacenza para fundar el Club del Fornello di Rivalta-Piacenza: una agrupación gastronómica que nacía con la misión de compartir recetas tradicionales y recopilar y transmitir su legado. En la actualidad, esta asociación sin ánimo de lucro, cuenta con más de 700 socias y tiene 42 delegaciones repartidas por toda Italia.

club-fornello-italia

En 2018, el grupo fundador visitó Madrid para amadrinar la presentación de la delegación madrileña del Club del Fornello. El evento, que se celebró en la Embajada de Italia estaba incluido en el calendario de actividades de la III Edición de la Semana de la Cocina Italiana en el Mundo. Para dar la bienvenida a la delegación madrileña, el grupo de “fornelles italianas” preparó un menú integrado por platos tradicionales italianos y sus equivalentes españoles que fue ofrecido a 60 invitados. Entre otras recetas, los asistentes degustaron la ensaladilla rusa española y su versión italiana: la insalata russa; la tortilla y su equivalente italiano, la frittata o la sopa de cocido que en Italia se llama Tortellini in brodo.

 

Sobre el Tortellini

 

Variedad italiana de pasta con forma de anillo, compuesta por una capa de masa enrollada y unida por sus extremos que se rellena con carne. A la hora de cocinarlos, existe una infinidad de formatos pero en Bolonia solo los encuentras de dos formas; en caldo o con nata. Este tipo de pasta surge en la región del norte de Italia de Emilia Romagna con un origen que se han disputado históricamente las ciudades de Bolonia y Módena.

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
niall@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest