Enric Monzonis Traduce La Fragilidad en Turrón

Desafiando la subida del IPC y la escalada de precios de la electricidad, el turrón volverá a las mesas estas Navidades con más fuerza que nunca. Fuentes del sector hablan de incrementos de facturación de entre un 7 y 10%, con presencia destacada de los formatos más clásicos: el turrón duro o de Alicante; el blando o de Jijona; el de yema tostada y el de chocolate con almendras.

turron-navidad

 

Antes de nada, ¿qué es el turrón?

 

El turrón es una masa obtenida por cocción de miel y azúcar, con o sin clara de huevo o albúmina, a la cual se incorpora después uno o más tipos de frutos secos; frutas escarchadas o yemas confitadas. Aunque en las recetas originales del siglo XI, el turrón se elaboraba exclusivamente con miel y frutos secos, ahora mismo podemos encontrar versiones con todos los sabores y colores posibles: de arroz inflado; de chocolate negro, blanco, con leche o praliné; de yema o yema tostada; de pistacho; trufado con mazapán; de caramelo; de coco; de guirlache; de frutas escarchadas; de nata y nueces; de queso con arándanos; de cerveza o de patatas fritas.

 

Oda a la fragilidad

 

Mientras en Alicante estos días dan salida a los cerca de 70 millones de barras tradicionales de turrón que se consumirán dentro y fuera de España estas Navidades, un joven catalán se ha propuesto dar forma dulce a esa fragilidad que todos hemos sentido estos dos últimos años y ofrecerla en formato de delicadas barras que por un lado se derriten y por el otro, nos transportan a esos turrones de nuestra infancia que permanecen inalterables en nuestros recuerdos.

enric-monzonis-cacao-barry

Se llama Enric Monzonis (Barcelona, 1989), es maestro chocolatero, imparte clases en el Chocolate Academy Bcn y no es la primera vez que crea formatos de turrón que se pueden adquirir estos días en pastelerías de distintas localidades españolas.

 

Cacaution

 

Una de las características del chocolate, explica Enric que todo el mundo tiene en mente cuando preguntas es su capacidad de cambiar de estado. Es uno de los pocos ingredientes que conocemos que puede pasar en cuestión de segundos de sólido a medio líquido y a líquido. Esta transformación, unida a la fragilidad que transmite, lo convierten en un producto que siempre nos llama la atención y nos atrae”.

turron-navidad

Monzonis se ha centrado en esta propiedad química a medio camino entre la alquimia y la magia y ha querido darle un formato artístico. Partiendo de ese tránsito de formas, ha creado un kit de barras individuales que parece que están a punto de deshacerse por uno de los lados, inspirándose en los sabores de las chocolatinas tradicionales y en los recuerdos familiares

En cuanto a los ingredientes escogidos, ha apostado principalmente por el chocolate y los frutos secos. A partir de ellos ha creado tres recetas diferentes: Turrón de Gianduja, dark milk, galleta y jengibre; Turrón de coco a L`Ancienne y turrón de almendra y cereales inflados.

 

Homenaje “curvo” a los frutos secos y al chocolate

 

En 2019, Enric creó y presentó en la campaña navideña “Be Different”, el primer turrón curvo que se presentaba en el mercado y que se pudo adquirir en pastelerías de Madrid y Barcelona. En esa ocasión también quiso hacer un guiño al turrón tradicional, empleando exclusivamente frutos secos y chocolate. Concretamente utilizó tres tipos de frutos secos (cacahuete, avellana y almendra) y tres tipos de chocolate (Negro Fleur de Cao 70%; Con leche Lacteé Superieure 38% y Blanco Zephyr 34%).

 

Sobre el turrón

 

La palabra “turrón” viaja estos días casi en cualquier conversación. Basta con pronunciarla para que aparezcan enseguida recuerdos de ese espacio que todos compartimos una vez, la infancia. Desde el acto simbólico de comprarlos en familia, a dónde se guardaban, pasando por el que se acababa primero o el que quedaba olvidado en la bandeja.

turron-navidad

Si miramos a nuestro alrededor, concretamente hacia el norte, descubriremos el nougat, un dulce francés de azúcar tradicional de la Provenza que contiene frutos secos y está aireado con espuma de clara de huevo. También encontraremos muchas similitudes entre el torrone italiano y el turrón español. En ambos países puede ser blando y gomoso o duro y crujiente, según el grado de cocción del jarabe de azúcar y la proporción de jarabe y clara de huevo. Y muchas veces , sobre todo en nuestro país, se añade miel.

En 2019 se vendieron en España 35 millones de kilos de turrones con y sin denominación de origen, con y sin chocolate. El 70 por ciento de las ventas se realizaron pocas semanas antes de Navidad, la comunidad de mayor consumo fue Asturias y la que menos invirtió, paradójicamente, Valencia, provincia más próxima al corazón de la producción turronera nacional, Alicante.

Solo en Jijona, 26 empresas familiares trabajan incansablemente para defender las cualidades de un producto que llevan elaborando desde hace muchas generaciones. Una de cada cinco tabletas vendida, atraviesa el océano, concretamente para ser consumida en una lista de países encabezada, hasta ahora, por Estados Unidos.

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

COCINA FORO 1098 SL 
Calle de O’Donnell, 3, 28009 Madrid
niall@cocinafuturo.net
+34 616519434

También puedes caer
en nuestras redes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Pinterest